Robots asistenciales VS perros entrenados



http://www.sciencedaily.com/releases/2008/10/081026101212.htm

Los perros de servicio para personas con discapacidad, y no solo los perros lazarillo sino también los perros de asistencia para personas con movilidad reducida son uno de los mejores compañeros. Tener uno puede ser la ayuda que permita a una persona con discapacidad física vivir con mayor autonomía.

Pero como cuestan más de 16.000 euros y necesitan dos años de entrenamiento muy específico, las demandas de estos perros superentrenados y obecientes excede su disponibilidad, en el caso de que se encuentre un buen entrenador, algo que no siempre es posible. Los gastos de mantenimiento son similares a los de cualquier perro, pero también envejecen y les llega la jubilación.

Entonces, ¿qué sucede si un aparato electrónico puede proveer de los mismos servicios por menos dinero?

En el Instituto de Technología de Georgia los investigadores han desarrollado un robot biológicamente inspirado que imita las acciones de uno de estos perros de asistencia. El usuario controla al robot por órdenes verbales, el robot señala el objetivo con un puntero láser para comprobar que efectivamente ha acertado la localización de la acción deseada.

Tambíen puede indicarse el objeto a alcanzar señalándolo con el puntero láser que se incorpora a la silla del paciente y se puede dirigir desde un joystick.

El profesor Charlie Kemp, Georgia Tech Department of Biomedical Engineering opina que aunque queda mucha por hacer: los perros asistenciales tienen un historial y una tradición en algunas grupos de pacientes, y además son mejores a la hora de establecer una relacción empática, tienen otros efectos positivos a nivel psicológico, pero como hay listas de espera de años para conseguir uno y el entrenamiento es largo y costoso probablemente la robótica asistencial tenga su hueco.

Kemp presentó los resultados de su desarrollo esta semana en la Segunda IEEE/RAS-EMBS International Conference on Biomedical Robotics and Biomechatronics – BioRob 2008 – in Scottsdale, Ariz.

Kemp y el estudiante de grado Hai Nguyen trabajaron con entrenadores del Georgia Canines for Independence (GCI) in Acworth, Ga. para identificar las acciones que debía hacer el robot y la forma de interactuar. Para ello obsevaron como trabajaban los perros.

http://www.gcidogs.org/
= Centro de entranamiento de perros asistenciales.


FUENTES DE LA NOTICIA: http://www.sciencedaily.com/

http://localtechwire.com/

Artículo “paper” original en inglés.

Página del laboratorio donde se construye y se prueba el prototipo:
Health Care Robotics LAB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: