Fibromialgia, guía de ejercicios para personas con fibromialgia.


patrocinadores



Para cualquier consulta, contactar con fmdivulgacion@hotmail.com

No podemos ofrecer la cura definitiva de la fibromialgia pero todos los expertos coinciden en la conveniencia de hacer ejercicio físico de forma regular como tratamiento de esta enfermedad.

En esta página podeís descargar una guía de ejercicios para fibromialgia:
http://www.guiafibromialgia.com/



Se calcula que en España hay más de 100.000 personas con este diagnóstico y que cada una de ellas cuesta al sistema sanitario más de 12.000 euros al año en consultas, pruebas diagnósticas y tratamientos de terapia física y fisioterapia. A la fibromialgia hay que añadir la respuesta del sistema sanitario a la fibromialgia que facilita lo que podríamos llamar un síndrome complejo medico social fibromialgico. No solo tenemos el padecimiento de la fibromialgia sino la lucha constante con las citas médicas, las pruebas diagnósticas que suelen ser normales o presentar hallazgos casuales no relacionados con el dolor pero a los que aferrarse a la hora de conseguir un tratamiento más largo y caso, sobre todo caso. La lucha constante de los pacientes con los médicos y la incompresión mutua es también un síndrome. Paliar, curar, aliviar, son palabras distintas y suenan muy distinto según quien las diga y quien las escuche. La mayoría de los pacientes se quejan de que como no se puede ofrecer una cura lo que quieren es que les hagan caso, que al menos les escuchen y aveces que les den más y más tratamientos de terpia física y fisioterapia. Algo que llega a desesperar. tanto a profesionales como a pacientes. La mayoría de los tratamientos físicos tan solo se pueden aplicar en una zona concreta, cuando el dolor es generalizado y tenemos más de 20 áreas dolorosas donde aplicar tratamienos locales (Muy poco eficientes y con resultados más bien dudosos) nos encontramos con un auténtico problema. Los fármacos tampoco son aceptados como tratamiento porque muchas veces no consiguen aliviar los síntomas, otras veces se teme a los efectos secundarios y muchas veces no se cumplen los tratamientos. Las recomendaciones habituales de todos los expertos en fibromialgia pasan por hacer ejercicio físico regular. Algo que es difícil de lograr si se padece fibromialgia ya que la sensación de cansancio es intensa y puede contra la mejor de las fuerzas de voluntad. Por otro lado si bien históricamente la rehabilitación nace en los gimnasios y tiene gran relación con el ejercicio físico que llamamos gimnasia hoy en día los monitores deportivos gimnasios que conocemos están totalmente desconectados de la rehabilitación que se ha establecido en hospitales y centros de salud.
No solo la fibromialgia sino otras muchas patologías podrían beneficiarse de la gimnasia terapeútica y preventiva desarrollada fuera de hospitales y centros de fisioterapia, en el propio domicilio del paciente o mejor aún en centros cívicos o gimnasios o públicos o privados tal y como los conocemos. La ciencia del deporte ha avanzado mucho y si queremos realmente hacer un buen ejercicio terapeútico pienso que sería adecuado para los profesionales de la rehabilitación volver a tener contacto con la gimnasia. Para darle el enfoque más científico de la medicina y la ciencia del deporte sin perder el punto de vista práctico y la experiencia de años de los monitores deportivos y de lo que hoy en dia llamanos fitness, pilates y otros cientos de nombres y estilos.

Sabemos que las personas que hacen ejercicio viven más y mejor. Los síndromes dolorosos a los que nos enfrentamos tienen mucho que ver con la vida sedentaria y la falta de entrenamiento frente al esfuerzo. Sin embargo la rehabilitación tal y como la conocemos no está preparada para tratar este tipo de síndromes y hace falta recuperar el ejercicio físico terapeutico y preventivo como parte del arsenal médico. Está claro que no lo financia ningún laboratorio farmaceútico, pero la fibromialgia, la artrosis, lumbalgias, cervicalgias, homalgias, obesidad (que causa muchos otros transtornos asociados en aparato locomotor), enfermedades neurológicas crónicas y otras enfermedades reumáticas pueden beneficiarse del ejercicio físico y deberíamos poder contar con lugares donde las personas que padecen estas enfermedades pudieran hacerlo supervisadas por personas entrenadas y con formación sobre estas patologías. ¿Has hablado últimamente con tu monitor de fitness? Trato de convencer a muchos pacientes sobre la conveniencia de hacer algún ejercicio físico que les pueda gustar y no siempre es fácil encontrar recursos según donde residan y lo que puedan gastarse. ¿Habría que fomentar aún más el ejercicio físico a todas las edades para prevenir enfermedades? Seguro. ¿Se está haciendo lo suficiente?

Autor: Samuel Franco Domínguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: