Innovar en rehabilitación: el cambio que está por llegar. Tecnologías disruptivas para la rehabilitación del futuro

var seccionProtegida = ”; var loginRequired = ‘1’;

Dos artículos en Diario Médico hablan de cómo será, probablemente y acorde con nuestras espectativas, el futuro de la rehabilitación. También otros médios de comunicación han hecho eco del proyecto CENIT-E  REHABILITA subtitulado “Tecnologías disruptivas para la rehabilitación del futuro”  recientemente aprovado  por el Ministerio de Ciencia e Innovacón español , que pretende revolucionar el futuro de la rehabilitación. Comienza con 15 millones de euros.

 
 “Un proyecto Cenit agrupará todo el conocimiento. La rehabilitación nunca volverá a ser igual”, dice el título de un artículo publicado hoy en Diario Médico (España). Uniendo  esto a otro artículo reciente “CAMBIO DE PERSPECTIVA EN LAESPECIALIDAD. La rehabilitacíon amplía sus indicaciones clásicas con la tecnología” muestra un punto de crecimiento y desarrollo esperanzador para la especialidad.
 En estos articulos se insiste en que hay que cambiar y mejorar utilizando la tecnología ya que la rehabilitación apenas ha cambiado sus métodos en los últimos 50 años. Este primer golpe crítico y duro abre también las puertas a la esperanza: es posible mejorar y ya hay inversiones y un grupo de hospitales de referencia en rehabilitación, universidades, organismos y empresas tecnológicas trabajando por un objetivo común. Uno delos articulos nos presenta el proyecto nacional más ambicioso de modernización de la rehabilitación hasta el momento.
Entre las ideas que se mencionan:
-Rehabilitación asistida por robots.
-Uso de realidad virtual videoconsolas y videojuegos en rehabilitación. Lo que llamamos “virtual rehabilitation”.
-Telerehabiltación apoyada en telefonía móvil y redes  sociales online.
-Divulgación del conocimiento científico  y los avances en rehabilitación.
-Tejidos inteligentes.
-Coordinación entre empresas, universidades y clínicos para mejorar la rehabilitación y tecnología asistencial. 
En esta fase del proyecto, nos explican, están tratando  de identificar las carencias, organizar la cooperación entre organismos y empresas, preparando una base o punto de partida para algo mejor.
La idea compartida es que es posible mejorar y  que la tecnología es la clave en la rehabilitación del futuro.  La que nos tocará vivir profesionalmente o la que tal vez llegemos a necesitar.
 
 
Algunas de las ideas de los participantes en este proyecto que compartimos desde rehabilitación que mira al  futuro:
“Queremos cambiar el paradigma en rehabilitación con tecnología del siglo XXI, porque hoy se hace lo mismo que hace 50 años”

INVERSIÓN. ¿Quien financia el proyecto?
El Gobierno y diez empresas ponen 16 millones de euros

El Ministerio de Innovación, Ciencia y Tecnología con un consorcio de diez empresas van a invertir 16 millones de euros en los próximos cuatro años. El consorcio está liderado por la multinacional española GMV, empresa de investigación aeroespacial y que tiene un área de robótica sanitaria. Además participan once centros de investigación.
Enlace a documento pdf del Ministerio deInnovación Cienciay Tecnología (MICINN) donde se  explica qué son los proyectos Cenit-e y listado de todos los aprobados aquí. De los 49 proyectos presentados se aprobaron 18.

Entre los temas del resto de proyectos figuran otros tan interesantes como:

energía, medio ambiente y cambio climático con investigaciones sobre energías renovables,  vehículos eléctricos… y en  biotecnología, salud y alimentación: temas tan importantes como el cáncer,  nuevos fármacos para enfermedades inflamatorias y degenerativas, tecnología en oftalmología, cardiología y rehabilitación; y tecnologías que reduzcan la siniestralidad laboral y mejoren la prevención de accidentes.

¿Quien forma parte del proyecto e-cenit rehabilita?:

Diez empresas de biomedicina y robótica y varios  centros de investigación
El consorcio creado para llevar a cabo este proyecto pionero está constituido por diez empresas y participan, además, once centros de investigación de carácter público repartidos por toda la geografía española. En el consorcio hay empresas dedicadas a mecánica y automática de precisión (Gutmar, Aquiles y Ficotriad); otras del sector audiovisual (Lavinia); compañías innovadoras en el abordaje de problemas cardiorrespiratorios (Esteve-Teijin); de instrumentación biomédica (RGB); y otras, expertas en el desarrollo de aplicaciones de telemedicina (Tesis).

Las empresas:
           GMV  (enlace a pdf la nota de presnsa de la empresa, aquí )
           Gutmar
           Lavinia, (¿está bien el enlace?)
           Tesis, (¿está bien el enlace?)
           Institut Guttmann,
           Aquiles Robotics Systems
           Ficosa, 
           RGB medical devices
           Esteve.

Los centros de investigación:  
             Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo,
             Institut Guttmann
             Hospital Central de Asturias,
             Instituto de Salud Carlos III
             Universidad Politécnica de Madrid,
             Cetemmsa
             Barcelona Digital
            CREB, Universidad Politécnica de Cataluña
             Fundación Vodafone España
             Instituto de Biomecánica de Valencia
             Hospital Universitario Puerta de Hierro de Majadahonda.

¿Para qué sirve el proyecto e-cenit rehabilita? Estrategia.

Se tratará de formar una base de conocimiento sobre las necesidades de mejora en campos de rehabilitación física, cognitiva y cardiorespiratoria de las enfermedades más frecuentes y que provocan mayor número de casos y carga social: daño cerebral, lesión medular, cardiopatías (sobre todo infarto de miocardio), depresión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica

Las áreas donde se centrarán según documentos del proyecto son:

Rehabilitación física: Accidentes de tráfico, Enfermedad cerebro vascular, Catástrofes y Músculo-esqueléticos.

Rehabilitación cognitiva: Depresión, Accidentes de tráfico, Enfermedad cerebro vascular, Catástrofes y Demencias.

Rehabilitación cardio-respiratoria: Infarto de Miocardio, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, Infecciones respiratorias bajas, Tuberculosis.

Estocubre las 8 primeras patologías con mayor repercusión a nivel mundial, y las 10 primeras de las regiones desarrolladas. 

 ___________________________________________________________________________
 
 
UN PROYECTO CENIT AGRUPARÁ TODO EL CONOCIMIENTO

La rehabilitación nunca volverá a ser igual

Cuatro años, 15 millones de euros y un gran proyecto: Rehabilita. Un consorcio, liderado por GMV y compuesto por diez empresas con una gran trayectoria en innovación tecnológica y once centros de investigación públicos repartidos por toda la geografía española, se encargarán, en el marco del programa Cenit, de cambiar la cultura de la rehabilitación física, cognitiva y cardiorrespiratoria en España.
Rosalía Sierra – Jueves, 11 de Febrero de 2010 – Actualizado a las 00:00h.
rehabilitación

$$(‘.Mascara’)[0].setStyle(‘height’, ’11em’);

Si algo preocupa a las Administraciones sanitarias, más aún en época de crisis, es el gasto sanitario. Y, aunque la farmacia es la gran acaparadora de la inversión, buena parte de ese gasto se va en el desembolso correspondiente a las incapacidades temporales (IT). Por tanto, cualquier iniciativa que contribuya a acortar y abaratar los periodos de IT será bien recibida: “El mundo de la rehabilitación es aún poco conocido, pero tiene una capacidad de expansión tremenda. El problema es que, salvo algunas mejoras tecnológicas, se sigue trabajando igual que hace 50 años”, explica Carlos Royo, director de Desarrollo de Negocio de GMV, empresa que se ha marcado como objetivo cambiar este estancamiento.
Así, GMV lidera el proyecto Rehabilita, puesto en marcha por un consorcio de compañías con vocación y trayectoria reconocida en innovación tecnológica, centros de investigación en tecnologías biomédicas, tecnologías electrónicas, tecnologías de la información y la comunicación y tecnologías robóticas, así como centros clínicos de investigación de excelencia en procedimientos innovadores en rehabilitación.
  • Un paso fundamental del proyecto es ordenar todo el conocimiento científico existente, crear un repositorio con toda la información disponible
El proyecto se enmarca dentro del programa Cenit, del Ministerio de Ciencia e Innovación, que busca aumentar la colaboración público-privada.
El objetivo del programa “no es crear productos finales, sino cambiar culturas. Nosotros queremos modificar la forma de hacer rehabilitación basándonos en las nuevas tecnologías, desde internet hasta la robótica, pasando por las tecnologías móviles y las videoconsolas, por ejemplo”. Para lograr este cambio, Rehabilita cuenta con cuatro años y una aportación pública de 15 millones de euros.
Redes sociales
Un paso fundamental del proyecto es “ordenar todo el conocimiento científico existente, crear un repositorio de información para que el profesional de la rehabilitación deje de tener tanto de artista y pase a tener más de científico”. O lo que es lo mismo, llevar los principios de la medicina basada en la evidencia a “la rehabilitación basada en la información”.
Para aunar toda esta información, nada mejor que las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), que están al alcance de todos: “Queremos usar las redes sociales, implicando así a los pacientes en el proyecto”.
  • Se abordarán todos los aspectos de la rehabilitación, agrupándolos en tres campos: física, cognitiva y cardiorrespiratoria
La idea es convertir Rehabilita en un sello de calidad que acredite la fiabilidad de los contenidos. Tal y como explica Royo, “si el proyecto se hace fan en Facebook, por ejemplo, de una página sobre este tema será porque esa página es fiable”.
Por eso el consorcio está integrado por entidades de prestigio, encabezadas por los tres grandes pilares de la rehabilitación en España: el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, el Instituto Guttmann y el Hospital Central de Asturias, “principales usuarios futuros de los resultados del proyecto, que, a su vez, nos proveen de conocimiento”. Por su parte, “el rigor científico corre a cargo del Instituto de Salud Carlos III”.
La estrategia del proyecto consiste en centrarse en tres grandes ámbitos, correspondientes a los tres centros líderes: la rehabilitación física -accidentes de tráfico, enfermedad cerebro-vascular, catástrofes y dolencias musculoesqueléticas-, cognitiva -depresión, accidentes de tráfico, enfermedad cerebro-vascular, catástrofes y demencias- y cardiorrespiratoria -infarto de miocardio, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, infecciones respiratorias bajas y tuberculosis-.
Continuidad
No obstante, el proyecto no quiere quedarse en la primera fase: “El objetivo es darle continuidad al consorcio. Durante la ejecución del Cenit definiremos las buenas prácticas, después las llevaremos a cabo”. Incluso, según adelanta Royo, se tratará de dar salida internacional a los avances desarrollados. Lo fundamental es lograr que el cambio se produzca, para lo que es imprescindible contar con los profesionales desde el principio: “No se trata de un proyecto tecnológico, sino clínico. De nada sirve desarrollar una aplicación si luego no se utiliza porque no resulta funcional”.
Las empresas que participan en el proyecto junto a GMV son Gutmar, Lavinia, Tesis, Institut Guttmann, Aquiles Robotics Systems, Ficosa, RGB medical devices y Esteve.
En lo que respecta a los centros de investigación, además de los ya citados están la Universidad Politécnica de Madrid, Cetemmsa, Barcelona Digital, el CREB de la Universidad Politécnica de Cataluña, la Fundación Vodafone España, el Instituto de Biomecánica de Valencia y Hospital Universitario Puerta de Hierro, de Madrid.

 ________________________________________________________

CAMBIO EN LA PERSPECTIVA DE LA ESPECIALIDAD

La rehabilitación amplía sus indicaciones clásicas

Las nuevas tecnologías se están incorporando a las pautas de rehabilitación y cada vez son más las patologías que se beneficiarán de esta área de la medicina.
Javier Granda. Barcelona – Martes, 22 de Diciembre de 2009 – Actualizado a las 00:00h.

Josep Torno

Josep Torno
$$(‘.Mascara’)[0].setStyle(‘height’, ’11em’);
La incorporación de la medicina basada en la evidencia al campo de la rehabilitación y la identificación de las barreras tecnológicas son los objetivos de Rehabilita E-Cenit, un proyecto auspiciado por el Instituto Guttmann que se acaba de poner en marcha y que espera ofrecer resultados en un plazo de cuatro años.
Josep M. Tormos, jefe de la unidad de investigación del Instituto Guttmann, ha explicado que “la mitad lo aportan las empresas y, de los 15 millones, el 20 por ciento está dedicado a subvencionar la participación de organismos públicos de investigación. Este es un proyecto en el que están representados todos los actores de la I+D+i. La idea de todos los participantes no es desarrollar tecnología por desarrollarla, sino partir de la identificación de dónde están las barreras tecnológicas. Por eso el proyecto se subtitula Tecnologías disruptivas para la rehabilitación del futuro“.
El objetivo, como señala Tormos, es “poder generar brechas en estas barreras para comenzar fases de desarrollo que permitan generar estas nuevas tecnologías. El proyecto es estratégico para nosotros y para las empresas, porque el problema de la rehabilitación no es local ni regional, sino de salud mundial. Es altamente innovador en la aproximación y en el enfoque”.
En su opinión, a diferencia de otras especialidades, en rehabilitación no se ha producido este cambio de paradigma. “Hay más tecnología, pero se continúa haciendo las cosas más o menos igual: no hay evidencia científica de ninguno de los procedimientos usados en rehabilitación, lo que la hace menos atractiva a los profesionales que recurren a ella para realizar su carrera”.
La posible explicación podrían ser “los problemas intrínsecos y extrínsecos de la disciplina, que hacen que no se haya podido generar esta evidencia”. El especialista ha apuntado que “hemos descubierto barreras con las que todavía chocamos: organizativas, de conocimiento y tecnológicas”.
El Informe de la OMS Global Burden Desease indica que la previsión para 2020 es que las enfermedades con más coste serán aquéllas con gran prevalencia e incidencia y que generen discapacidad. En las sociedades modernas, las diez primeras enfermedades serían abordables desde la rehabilitación funcional, la rehabilitación cognitiva y la cardiorrespiratoria. Es obvio que la rehabilitación será un área de conocimiento crítico para un modelo sanitario sostenible a corto plazo.
Entre los principales condicionantes cita la poca evidencia científica, paradigmas de intervención poco evolucionados y modelos organizativos poco eficientes. “La rehabilitación tiene que ser intensiva, personalizada, monitorizada y orientada a recuperar capacidades y funcionalidad del paciente para actividades de la vida diaria. Poner en marcha procesos asistenciales que contengan estos ingredientes no es posible de la manera que se hace la rehabilitación y renunciar a estos ingredientes puede generar intervenciones no eficaces”.
La estructura del proyecto está diseñada de manera que se intensifica la investigación bottom up (de abajo a arriba) con el objetivo tanto de identificar los procesos actuales mediante un mapa de procesos de rehabilitación como los principales problemas. “Se quiere conseguir una rehabilitación personalizada y ubicua, que no significa sacarla de los hospitales sino trasladar la interacción terapeuta-paciente a escenarios de vida cotidiana. Así, al rehabilitar aspectos funcionales se aprovecha la actividad de vida diaria del paciente para guiarla, para optimizar la rehabilitación y la capacidad intrínseca del sujeto de recuperar la función a través de la propia experiencia”.
Los principios tecnológicos para hacer esto posible existen, pero las soluciones tecnológica son limitadas. Hay que conseguir tecnologías que sean transparentes al usuario, sostenibles y accesibles a toda la población y que todo esto pueda generar conocimiento; es decir, aprovechar las tecnologías de la comunicación y de la información para generar evidencia necesaria que nos permita solucionar este retraso que la rehabilitación tiene respecto a otros ámbitos e incorporar el paradigma de la medicina basada en la evidencia”.
En opinión de Tormos, la razón por la que la rehabilitación no ha incorporado la medicina basada en la evidencia se debe a que, al abordar este campo, “se acaba viendo el efecto de la variabilidad interindividual prolongado en el tiempo de modo que, para una determinada patología, hay muchos perfiles de discapacidad. Si intentas aplicar los diseños en los que se basa la medicina basada en la evidencia y los ensayos clínicos a la rehabilitación, la heterogeneidad de grupos es tan grande que se acaba generando ruido metodológico”. Al rehabilitar aspectos funcionales, se aprovecha la actividad de vida diaria del paciente para guiarla, para optimizar la rehabilitación

Autor: Samuel Franco Domínguez

2 comentarios to “Innovar en rehabilitación: el cambio que está por llegar. Tecnologías disruptivas para la rehabilitación del futuro”

  1. Anonymous Says:

    Llevo tiempo si colaborar por aquí. Hace unos mese comentaba la dificultad en la sostenibilidad del sistema de prestaciones públicas tanto sanitarias como sociales (por razones que ya están empezando a aflorar). Los años que vienen vendrán acompañados de recorte en el gasto público. Todavía no se han concretado los detalles (supongo que por causas políticas), pero supongo que estábamos viviendo por encima de nuestras posibilidades como país. Para nuestros enfermos (discapacitados) es una mala noticia pues verán mermada su asistencia sanitaria y social. Y nosotros seremos la cara visible donde se descargarán las frustraciones de enfermos acostumbrados al "me lo merezco todo".Pero luego vienen iniciativas como esta y le alegran a uno el día. Son solo 15 millones de euros a los que se les puede sacar gran partido. Y se contempla colaboración público-privada, con todo lo que conlleva a la hora de optimización del gasto y del efecto multiplicador si se generasen dos o tres patentes interesantes. Este es el único camino que tenemos como país. Vamos a aplicarnos pues los pelotazos se han acabado.

  2. Anonymous Says:

    Sí, el sistema es insostenible. Deberíamos abandonar los tratamientos no efectivos y los de complacencia y centrarnos en lo importante, lo que hace a las personas poder vivir sin ser dependientes durante más tiempo. La palabras que más suena son AUTOCUIDADOS y TIC. (Tecnologías de la Información y la Comunicación)Una vez que se sabe que alguien padece de una enfermedad crónica o simplemente de un dolor articular recurrente se debe informar del pronóstico y los estilos de vida saludables. Utilizando estas tecnologías cada persona debería tener la información suficiente para poder cuidarse por sí misma de forma responsable. Comunicandose de forma efectiva y barata con los profesionales de la salud correspondientes y con grupos de pacientes en situaciones similares como apoyo utilizando redes sociales online. A través de estos canales se informaría de ejercicios y hábitos de vida saludables, el paciente comunicaría a los profesionales sus problemas para seguir con el programa aceptado. Sabemos que la mayoría de las patologías crónicas que colapsan el sistema se producen por malos hábitos de vida. Demos soporte y ayuda a las personas para cambiar esos hábitos utilizando sus telefonos móviles, la TDT o internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: